Juntos ante la adversidad

En relación a la reciente pérdida que vivimos como comunidad educativa, hacemos un llamado a recuperar la fortaleza física, mental, psicológica y espiritual. Nuestras vidas como parte de una comunidad vigorosa, siempre nos permite levantarnos ante hechos que nos afectan. Estamos conscientes que los sentimientos ante la adversidad, se nutren de las buenas vibras de quienes están a nuestro alrededor para ayudarnos en momentos en que todo se ve nublado.
La fe y la esperanza deben estar presentes para abordar lo que viene, desde cada una de nuestras responsabilidades.
La sensibilidad, el cariño, la palabra amistosa o el aporte material, nos ayudan a superar lo que pareciera eternamente complejo. Para todos los que integramos la comunidad escolar; ¡Muchas Gracias por todas las cosas hermosas que compartimos!.