Palabras del Director

palabrasDurante el presente año, el Colegio Carpe Diem, cumple 15 años al servicio de la educación de los niños y jóvenes de Castro y Chiloé. Por esta razón, me detengo a reflexionar sobre el quehacer educativo de esta joven Institución, la cual, desde sus inicios, ha marcado el sello de la Calidad, pero también, la ruta para caminar con seguridad, dedicación, constancia y esfuerzo para aportar a la vida y a la formación de las generaciones de estudiantes que optan por educarse en este Colegio.
En primer lugar, quisiera resaltar que, en la búsqueda de la calidad, ha existido participación de muchos docentes y profesionales que, en algún momento, al igual que en la actualidad, han colocado un granito de arena para consolidar el Proyecto Educativo que se implementó desde el año 1998 en el sector Ten Ten de la ciudad de Castro.

Lo segundo que destacaré, es el trabajo riguroso de quienes me han precedido en la Dirección del establecimiento, Sra. Paulina y Sra. Mariela, las que junto a los profesores, profesoras y asistentes de la educación, han sembrado lo necesario para dar respuesta a las expectativas de estudiantes y sus familias. Así, en estos quince años, podemos decir con satisfacción, que esta siembra ya nos entrega los frutos esperados, a través de un número importante de jóvenes, que se han formado con el sello del Carpe Diem, y que actualmente se han titulado o están por titularse como profesionales de diferentes áreas. Desde esta página, un saludo y reconocimiento a todos nuestros exalumnos.

En tercer lugar, voy a expresar toda mi disposición para seguir trabajando responsablemente en esta comunidad educativa, tratando de dar lo mejor de mis capacidades para estimular y guiar los destinos de la institución. A la vez, una invitación a todos los profesionales, técnicos, auxiliares, padres, apoderados y estudiantes, para que cada uno, desde sus roles, haga lo mejor de sí, para alcanzar los cada vez más exigentes logros que nos plantea la sociedad.

La tarea de educar, sin duda, es hermosa y llena de satisfacciones internas que no siempre pueden ser vistas de forma tangible. Como sea, estoy consciente que cada persona valora lo que hace porque siempre busca dar lo mejor en la búsqueda del bien común a través de la entrega de una buena educación, que en definitiva es la demanda de cada familia y de cada estudiante.

Muchas Felicidades a todos los integrantes de la comunidad educativa del Colegio “Carpe Diem”… ¡Que los éxitos sean parte del diario vivir!, a seguir esforzándose por un futuro mejor. La calidad educacional, se logra desde el interior del aula, por lo cual, expreso mis máximos reconocimientos a quienes realizan esta noble tarea.

¡Muchas Gracias! Por creer y confiar en el trabajo responsable y dedicado que realizamos día a día.

Luis Rafael Vera González
Director Colegio Carpe Diem